jueves, 31 de enero de 2013

LA FUENTE DE LA EXPERIENCIA, Ángel Fernandez de la Reguera





























.

Para todos La 2 - Entrevista : Gloria Cruceta, Psicóloga


Encontrarse bien en casa, en el trabajo o en la escuela depende, entre otras muchas cosas, de la calidad ambiental del edificio, es decir de la climatización, de los puntos de luz o de los tratamientos higiénicos. De los edificios que no reúnen unas condiciones mínimas se dice que están enfermos. Entrevista a Gloria Cruceta, Psicóloga y Psiquiatra clínica, dirige SEGLA, una empresa pionera en el estudio y diagnóstico en calidad ambiental en interiores. www.segla.net

















.

¿Qué es un puente de Einstein-Rosen?

Por doquier suena el despertador y no precisamente  para levantarnos cada día  y aplicarnos a la tarea de   cumplir con nuestras obligaciones. No. Suena para que podamos abrirnos a la realidad del proceso evolutivo que ya experimenta nuestro sistema solar . Muchos, entre los que me incluyo, piensan que se está iniciando la aproximación a un  puente de Einstein-Rosen, que estamos viviendo ya una fase previa de apretón energético y aceleración del tiempo y que cada ser humano , sin más cualificación que su deseo, tiene abierto un portal dimensional para que, si su corazón así lo siente, sea consciente de su divinidad. Que somos UNO, cocreadores de todo lo que hay.

Pero, ¿qué es un agujero de gusano o puente de Einstein Rosen? Para poder hacernos una idea aproximada, se transcribe a continuación un artículo  publicado en el blog La Teoría de la Relatividad. Un trabajo en construcción  , firmado por Armando Martínez en marzo de 2009.

" En un trabajo publicado en 1935, después de estar trabajando sobre las ecuaciones de campo de la Relatividad General, el mismo Einstein en colaboración con su amigo Nathan Rosen sacó a la luz en el ejemplar 73 correspondiente al volumen 48 del Physical Review algo interesante cuya importancia teórica pasó desapercibida para muchos en aquél entonces. Se trataba de una solución que permitía, al menos teóricamente, conectar dos regiones diferentes del espacio-tiempo a través de un tunel que podía servir como atajo.

Antes de proseguir, formularemos una pregunta al lector que tal vez le parezca sin sentido:

¿Es posible construír un círculo que carezca de centro?

No estamos hablando de algo trivial como el dibujar sobre una hoja de papel un círculo y cortar con unas tijeras una porción del interior en la cual está situado el centro del círculo. Estamos hablando de una situación en la que, genuinamente, sin cortar nada y sin haber borrado nada, no existe el centro de un círculo.

Esto, aunque parezca algo demasiado extravagante y exótico, ya era conocido por los estudiosos de la topología inclusive desde antes de la llegada de Einstein.

Considérese el siguiente diagrama que representa un objeto que podemos construír en este mismo momento con un poco de arcilla a nuestra disposición:




Veamos con detenimiento el círculo superior. Visto desde arriba, con su imagen proyectada hacia una pantalla plana, el círculo definitivamente parece tener un radio que podemos medir en metros; esto nadie lo va a poner en tela de duda. Pero si miramos más de cerca hacia el interior de la imagen del círculo, en donde esperamos “ver” al centro, posiblemente encontraremos algo curioso. Posiblemente encontraremos algo cuyo aspecto no coincide con la textura del resto del círculo. Y si en vez de estar utilizando la proyección de la imagen hacia arriba de la superficie decidimos salir hacia afuera mirando al objeto en tres dimensiones, descubriremos que el círculo cuya imagen habíamos estado viendo proyectada sobre una pantalla plana carece de centro. Esto nunca lo podríamos haber deducido limitados a un plano bi-dimensional; teníamos que salir fuera hacia una dimensión “superior”, hacia un espacio de tres dimensiones, para darnos cuenta de que el círculo superior en realidad es un círculo sin centro, al igual que el círculo inferior.

Esto por sí solo nos conduce a sospechar sobre la posibilidad de que, si fuésemos capaces de poder “ver” no en tres dimensiones sino en cuatro dimensiones, algo que de hecho existe de acuerdo con la Relatividad General, lo más seguro es que veríamos cosas que nos dejarían estupefactos, con la boca abierta.

Lo que describieron Einstein y Rosen en su papel publicado en 1935 fue ni más ni menos una solución matemática que describe algo que posteriormente sería bautizado con el nombre de (wormhole), aunque en la literatura técnica es conocido como el agujero de gusano o puente Einstein-Rosen. La palabra “agujero de gusano” fue acuñada en 1957 por el físico relativista norteamericano John Archibald Wheeler.

El puente Einstein-Rosen describe esencialmente una “conexión”, por así llamarla, entre dos regiones separadas de espacio-tiempo, las cuales pueden estar separadas a distancias astronómicamente enormes. Este puente es una solución puramente matemática, pero muchas soluciones puramente matemáticas a algún conjunto de ecuaciones han resultado ser más reales que lo que se creía en un principio, y un ejemplo de ello lo constituyen los mismos agujeros negros, los cuales existían como una solución matemática a las ecuaciones de campo de la Relatividad General, pero todavía hasta hace apenas unas dos décadas eran pocos los astrónomos y científicos que creían que los agujeros negros pudiesen existir. Hoy se ha llegado a la conclusión de que los agujeros negros no sólo existen, sino que son incluso abundantes en el Universo. Nuestra propia galaxia en la que habitamos, la Vía Láctea, muy posiblemente contiene en su interior un enorme agujero negro que está actuando como centro motor de la galaxia.

Puesto que el “atajo” relativista es un verdadero atajo en el más pleno sentido de la palabra, de existir o de ser posible construír construír uno con alguna tecnología actualmente fuera de nuestro alcance esto abriría la posibilidad de realizar cosas con las que sólo sueñan en estos momentos los escritores de ciencia-ficción. Una de ellas sería la posibilidad de poder viajar de un punto a otro a velocidades mucho mayores que la velocidad de la luz (aunque en realidad no estaríamos viajando a la velocidad de la luz, sino que estaríamos tomando un atajo que nos permite acortar la distancia en el espacio-tiempo permitiéndonos llegar en poco tiempo a otro punto para el cual viajando directamente sin la ayuda de un agujero de gusano necesitaríamos de millones de años consumidos en el viaje.

En la siguiente ilustración podemos ver cómo, en vez de tomar una ruta siguiendo una “línea recta” de un punto a otro (o usando la terminología relativista más elegante, siguiendo lageodésica que hay entre dos puntos) sobre la superficie del plano de color verde, podemos llegar más rápidamente a través del atajo que une a las dos porciones de la hoja mostrada:




Con varios agujeros de gusano colocados estratégicamente en varios puntos del Universo, estos podrían servir como portales inclusive para poder llevarnos a otros Universos diferentes al nuestro:




Pero la factibilidad de poder trasladarse de un punto a otro del Universo recurriendo a la ayuda de un agujero de gusano es tan sólo el principio de las posibilidades. Otra posibilidad sería la de poder viajar al pasado o de poder viajar al futuro. Con un túnel conectando dos regiones diferentes del espacio-tiempo, conectando el “pasado” con el “futuro”, un habitante del “futuro” podría trasladarse sin problema alguno hacia el “pasado” para poder estar físicamente presente en dicho pasado con la capacidad de alterar lo que está ocurriendo en el “ahora”. Y un habitante del “pasado” podría trasladarse hacia el “futuro” para conocer a su descendencia mil generaciones después, si la hubo. Estamos hablando de una verdadera máquina del tiempo como la descrita por el escritor H. G. Wells.

La posibilidad de poder viajar al pasado frecuentemente ha sido desmentida recurriendo a una famosa paradoja según la cual si tal cosa fuese posible entonces un habitante del “hoy” podría trasladarse con una pistola hacia su pasado para matar a su abuelo, y al haber matado a su abuelo entonces no debería haber descendido de él, no debería de haber existido, y por lo tanto no lo podría haber matado. Esta paradoja devuelve algo de la tranquilidad que podríamos haber perdido ante la posibilidad de poder construír una máquina del tiempo, excepto que si metemos en el panorama a la mecánica cuántica, con su descripción matemática sobre la creación de una cantidad infinita de universos alternos cada vez que se toma una decisión o que se lleva a cabo una medición, es posible dispensar de la paradoja en virtud de que al ir hacia un pasado estaríamos bifurcando ese pasado en dos rutas diferentes: la ruta en la cual el nieto asesino decide no viajar al pasado y la ruta en la cual decide viajar al pasado para matar a su abuelo. En la ruta en la cual el nieto asesino decide no viajar al pasado, el nieto seguiría viviendo en el Universo en que actualmente habita. Y si decide ir al pasado para matar a su abuelo, al hacer tal cosa crearía un Universo alterno que ya no es el Universo en el cual nació, de modo tal que dejaría de haber paradoja. Nuevamente, esta posibilidad debe ser moderada tomando en cuenta que en la hipótesis de la creación de universos alternos múltiples no es posible al habitante de éste Universo el poder comunicarse o conectarse con los habitantes de otros Universos alternos; al menos no con la tecnología y con el instrumental teórico con el que contamos en la actualidad.

En la Relatividad General todas las posibilidades que sean posibles deben ser descritas con una métrica, y una métrica que nos describe un agujero de gusano atravesable es la siguiente:


Inclusive es posible postular teóricamente agujeros de gusano tomando como base la bien probada métrica de Schwarzschild. Esto fue lo que hicieron Einstein y Rosen en su papel original. Sin embargo, en 1962 John Archibal Wheeler y Robert W. Fuller publicaron un trabajo en el que se llegaba la conclusión de que un agujero de gusano basado en la métrica de Schwarzschild es sumamente inestable, y se “desinflará” instantáneamente en cuanto se forme como si fuera un globo inflado picado por un alfiler, impidiendo que inclusive la luz pueda recorrerlo.

Sin embargo, en un trabajo publicado en 1988, la posibilidad de agujeros negros atravesables fue demostrada por vez primera por el físico norteamericano Kip Thorne y su alumno Mike Morris, hoy designado como el agujero de gusano Morris-Thorne. Posteriormente se han ido descubriendo otras posibilidades que también son soluciones a las ecuaciones de campo de la Relatividad General, como una variedad estudiada en un trabajo de Matt Visser (autor del popular libro titulado Lorentzian Wormholes) publicado en 1989 en la cual el atajo a través del agujero de gusano se puede hacer en sin necesidad de tener que atravesar una región de materia exótica como lo requiere el agujero de gusano Morris-Thorne. De cualquier manera, en la teoría de Gauss-Bonnet no se requiere de la ayuda de materia exótica para que un agujero de gusano pueda existir; puede existir incluso sin requerir materia alguna para ello.

Aunque posibles matemáticamente de acuerdo a la Relatividad General, los agujeros de gusano siguen siendo inaccesibles para nuestros limitados recursos tecnológicos. Es posible que en estos momentos ya haya agujeros de gusano que se estén formando espontáneamente en el Universo de cuya existencia no estamos enterados, como también es posible que pueda haber agujeros de gusano construídos por otras civilizaciones que sean tecnológicamente mucho más avanzadas que la nuestra. Y esto último es posible porque con la labor empezada por Copérnico y Galileo y culminada con Einstein el hombre ha dejado de ser el centro del Universo, ha sido destronado de la posición privilegiada que creía poseer. Y habiendo ocurrido esto, todo lo demás se vuelve posible."


FUENTE: hinneni
















.







.

La falta de apoyo paterno durante la infancia está asociada con mayores índices de depresión y problemas de salud crónicos.



El estudio fue realizado por investigadores de las Universidades de Albany y Michigan y publicado en la revista Psychology and Aging. Los autores estudiaron 2.905 adultos de entre 25 y 74 años. Les preguntaron acerca de la disponibilidad emocional de sus padres durante su infancia, con preguntas como "¿Cuánto podía confiar en él o ella para hablarle de cosas que le estaban molestando?", o "¿Cuánto amor o afecto de dio?" También se evaluaron mediante cuestionarios la existencia de síntomas depresivos y enfermedades crónicas y el nivel de autoestima. Los resultados indicaron que la salud física y mental de los adultos se ve afectada no solo por factores psicosociales actuales sino también por factores psicosociales acaecidos en la infancia. Una falta de apoyo por parte de los padres durante la infancia estaba asociada a un mayor índice de síntomas depresivos y enfermedades crónicas (como hipertensión, artritis y problemas urinarios) en la edad adulta. Parece ser que el apoyo paterno en la infancia moldea la sensación de control personal, la autoestima y las relaciones familiares, lo cual, a su vez, afecta la salud física y mental en los adultos.

El rechazo social activa los centros del dolor del cerebro

Este estudio fue dirigido por Naomi I. Eisenberger, de la Universidad de California, y publicado en la revista Science. Según la autora, "hay algo en el rechazo de los demás que es percibido tan perjudicial para nuestra supervivencia como algo que puede dañarnos físicamente y nuestro cuerpo lo sabe automáticamente". Eisenberger y sus colaboradores crearon un juego de ordenador en el que los participantes en la investigación creían que jugaban con dos personas más. En algún momento, los otros jugadores excluían del juego a esta persona, de modo que parecía que estaba siendo rechazada por los demás y le impedían jugar. Esto ocasionaba una activación de la zona del cerebro que se activa también ante el dolor físico. La tendencia a experimentar el rechazo como un dolor agudo puede haberse desarrollado en los humanos como un mecanismo defensivo de la especie, afirma Eisenberger. "Debido a que tenemos una infancia larga y necesitamos que nos cuiden, es muy importante que permanezcamos cerca del grupo social. De lo contrario, no vamos a sobrevivir. La hipótesis es que el sistema de apego social que hace que no nos separemos del grupo, se asienta sobre el centro del dolor para asegurar la supervivencia de la especie". Del mismo modo que un niño aprende a evitar el fuego al quemarse, las personas pueden aprender a permanecer unidas porque el rechazo provoca malestar en el centro del dolor, explica Eisenberger.

Tras un intento de suicidio, el peligro de volver a intentarlo permanece durante años

Las personas que intentan suicidarse corren un mayor riesgo de quitarse la vida años después. Este estudio fue realizado en un grupo de 100 personas en Helsinki, Finlandia, que habían intentado quitarse la vida utilizando veneno en 1963. La investigación extendió durante 37 años. Cerca de dos tercios de estas personas se habían suicidado 15 años después de primer intento. Al final del periodo de estudio, 54 personas se habían suicidado. Los resultados de esta investigación aparecen publicados en la revista Journal of Psychology.

Uno de cada cinco hombres tiene "cerebro de mujer"

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge, 1 de cada 5 hombres tiene un cerebro femenino y una de cada 10 mujeres tiene cerebro masculino. Simon Baron-Cohen, director del estudio, afirma que no todos los hombres tienen el típico cerebro masculino que se centra en ser bueno en matemáticas, lectura de mapas y realización de listas, por ejemplo, y no todas las mujeres tienen un cerebro femenino centrado en la empatía, el deseo de charlar y la capacidad para consolar a la gente. En la investigación se le pidió a un grupo de 278 personas de ambos sexos que completaran un cuestionario designado para medir su capacidad de empatía hacia otros y su habilidad para entender y analizar sistemas. Encontraron que el 14 % de las mujeres y el 17 % de los hombres puntuaron más alto en las pruebas en que el sexo opuesto puntuaba más alto. Así mismo, un 33% de las personas tenían un cerebro equilibrado, mostrando características de ambos sexos.


FUENTE: cepvi.com











.

El origen temprano de enfermedades crónicas en la edad adulta: Bajo peso al nacer y la pobreza tienen efectos a largo plazo


ANN ARBOR, Mich.— Las semillas de vulnerabilidad para desarrollar asma, enfermedades del corazón y otros problemas crónicos de salud en la vida adulta se plantan durante la primera infancia, según un estudio publicado hoy en Internet por la revista American Journal of Public Health.

El estudio es el primero en evaluar el impacto en la salud a largo plazo del bajo peso al nacer y las desventajas socioeconómicas utilizando una muestra representativa de niños a nivel nacional.

La información sobre el 4.387 niños en el estudio se recogió por primera vez en 1968 como parte del Panel de Estudio sobre la Dinámica de Ingresos. Ellos fueron seguidos durante cuatro décadas, hasta el año 2007, cuando tenían entre 39 y 56 años de edad.

“Nuestro estudio muestra que las intervenciones y las políticas que promueven la salud infantil y la reducción de la desventaja socioeconómica en la infancia, generan beneficios inmediatos en el bienestar que pueden justificar su existencia”, dice Robert Schoeni, economista de la Universidad de Michigan y coautor del estudio con Rucker Johnson de la Universidad de California, Berkeley.

Para el estudio, los autores definieron como bajo peso al nacer menos de 5,5 libras. Ellos encontraron que el bajo peso de los niños al nacer los hacía mucho más propensos a tener asma, hipertensión, diabetes y accidentes cerebrovasculares, ataque cardíaco o enfermedad cardíaca en la edad adulta.

Casi el 26 por ciento de los participantes en el estudio, que pesaba menos de 5,5 kilos cuando nacieron, tenían asma a los 50 años, en comparación con sólo el 16 por ciento de los que pesaron más al nacer. Incluso dentro de las familias, y después de controlar el estado general de salud en la infancia, el efecto del peso al nacer fue notorio.

Los que crecieron en la pobreza también fueron más propensos a tener una de estas condiciones de salud mortales y debilitantes a los 50 años.

Los hallazgos actuales apoyan a un creciente conjunto de pruebas sobre el impacto de factores en la primera etapa de la vida en el desarrollo posterior de la salud y los riesgos de enfermedades.

El Panel de Estudio sobre la Dinámica de Ingresos se ha realizado desde 1968 en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan (ISR, por sus siglas en Inglés) . Los fondos principales para el estudio proviene de la Fundación Nacional de Ciencias. Para más información sobre el estudio, visite http://psidonline.isr.umich.edu/.


miércoles, 30 de enero de 2013

Depredadores emocional y vampiros emocionales














.

Patricia Ramírez Loeffler - La confianza en uno mismo es básica


ENTREVISTA. PATRICIA RAMÍREZ LOEFFLER. La confianza en uno mismo es básica; pero la confianza que los demás depositen en nosotros también lo es. La psicóloga Patricia Ramírez nos habla del efecto Pigmalión, que consiste en que las expectativas de los padres respecto de sus hijos, de los profesores sobre sus alumnos, y de los jefes con sus subordinados tienden a cumplirse, tanto en positivo como en negativo. Es decir que las demostraciones de confianza, o su ausencia, de seres influyentes sobre un individuo tienen consecuencias objetivas. Patri_Psicologa ywww.patriciaramirezloeffler.com




















.

¿Es posible superar el sufrimiento?






Se entiende como sufrimiento a la sensación motivada por cualquier condición que someta a un sistema al nervioso al desgaste. En este sentido, el ser humano ha buscado las causas del sufrimiento desde hace milenios. Los budistas, por ejemplo, consideran que la razón del sufrimiento es, en esencia, el error de percepción del humano común que se ve a sí mismo como separado del resto, sin percatarse que a nivel espiritual todos estamos relacionados y nos influimos permanentemente. 


Otra razón, más psicológica, del sufrimiento es la tendencia de la mente, sea por naturaleza o condicionamiento, a identificarse con aspectos negativos. 


Asimismo, el sufrimiento puede ser consciente o inconsciente. En este sentido, cuando se manifiesta de forma consciente lo hace en forma de dolor o infelicidad, y cuando es inconsciente se traduce en agotamiento o cansancio. 


Pero, ¿De dónde nace el sufrimiento? ¿Es posible superarlo? ¿Es el ego la suma de nuestros defectos psicológicos? ¿Puede ,el sufrimiento, ser un camino hacia el autoconocimiento? Para responder a estas y otras cuestiones tenemos con nosotros a Isaac Jaulí, doctor en Psicología, psicoterapeuta y Miembro de la Sociedad Teosófica Española.


















.

martes, 29 de enero de 2013

Patricia Ramírez Loeffler: Una buena organización


Es relativamente habitual darse cuenta de que invertimos demasiado tiempo en algunas actividades. Con una buena organización y teniendo claros los objetivos podríamos agilizar estas actividades, e invertir el tiempo restante en otras tareas. Nos lo cuenta la psicóloga Patricia Ramírez Loeffler. @Patri_Psicologa





















.

lunes, 28 de enero de 2013

Psicología en LDTV: La hemisfericidad cerebral

























.

EL CAMELLO Y EL ASNO



Un asno y un camello caminaban juntos. El camello se movía con pasos largos y pausados. El asno se movía impacientemente tropezándose de vez en cuando. Al fin el asno dijo a su compañero:

-¿Cómo es que me encuentro siempre con problemas, cayéndome y haciéndome rasguños en las patas, a pesar de que miro cuidadosamente al suelo mientras camino, mientras que tú que nunca pareces ser consciente de lo que te rodea, con tus ojos fijos en el horizonte, mantienes un paso tan rápido y fácil en apariencia?

Respondió el camello:

-Tu problema es que tus pasos son demasiados cortos y cuando has visto algo es demasiado tarde para corregir tus movimientos. Miras a tu alrededor y no evalúas lo que ves.

" Piensas que la prisa es tener que ir a velocidad, imaginas que mirando puedes ver u observar, piensas que ver cerca es lo mismo que ver lejos. Supones que yo miro el horizonte, aunque en realidad sólo contemplo hacia el frente como modo de decidir qué hacer cuando lo lejano se convierta en cercano. También recuerdo lo que ha sucedido antes ( aprendo de mis errores) y así no necesito mirar hacia atrás y tropezar una vez más. De este modo lo que te parece confuso o difícil se vuelve claro y fácil.




Gentileza de Juan Dávila Medina











.

PERDONAR versus TRAGAR



PERDONAR es la consumación de la ACEPTACIÓN de un hecho pasado. Algo que sucedió, lo hemos digerido emocionalmente y lo dejamos atrás. 

TRAGAR es aceptar lo inaceptable en nuestra vida y que damos permiso para que vuelva a suceder.














.

DIEZ MIL HORAS PARA SER UN GENIO


MOZART, BILL GATES O EINSTEIN SON LA PRUEBA DE QUE LA GENIALIDAD NO ES UN DON INNATO, SINO FRUTO DE UN APRENDIZAJE DE HORAS



Wolfgang Amadeus Mozart Getty


Diez mil es el segundo número mágico de la psicología. El primero en orden de descubrimiento fue “7+(-2)”. Lo descubrió George Miller e indica que el espacio de nuestra conciencia o de nuestra memoria inmediata sólo puede albergar entre cinco y nueve datos. Un número de teléfono está justo en el límite. Luego se descubrió que nuestra inteligencia es muy astuta, y que puede albergar más información chunkineando, palabra que me gustaría lanzar, y que significa “agrupar para simplificar”. Recordar 3 y 8 ocupa dos plazas del garaje de la memoria, pero 38 sólo una. ¿Y el número “diez mil” a qué se refiere?

Al número de horas que hay que dedicar a una actividad para llegar a dominarla. La edad me permite constatar que la psicología está sometida a modas. Hubo una época, heredera del romanticismo, en que la genialidad era un don de los dioses o de la Naturaleza, así, con mayúsculas, o de la locura. Luego, de una manera más prosaica, se atribuyó a la genética. Ahora, la balanza se inclina en dirección contraria. El esfuerzo, la tenacidad, el entrenamiento toman la delantera. La genialidad es una larga paciencia. Tal vez los primeros estudios que intentaron demostrarlo científicamente fueron los de K. Anders Ericsson en la Academia de Música de Berlín. Preguntó a los alumnos de violín excepcionales, a los medianos y a los peores cuántas horas practicaban. Los intérpretes de élite ensayaban muchas más horas. A los 20 años, habían acumulado ya sus diez mil horas. Hicieron después la misma prueba con pianistas profesionales y aficionados. Sucedía lo mismo. No había genios veloces. El neurólogo Daniel Levitin comenta: 

“La imagen que surge de tales estudios es que se requieren diez mil horas de práctica para alcanzar el nivel de dominio propio de un experto de categoría mundial, en el campo que sea”.

Los estudios sobre los grandes maestros de ajedrez confirman esa duración del aprendizaje. Michael Howe y Harold Schonberg han comprobado, al estudiar la precocidad de Mozart, que también cumple la ley. Durante toda su infancia y adolescencia trabajó como una mula. Bill Gates había conseguido pasar diez mil horas delante de un ordenador –lo que en ese momento era dificilísimo– antes de cumplir los 20 años. Einstein dijo: “No soy tan inteligente. Es que peleo con los problemas mucho más tiempo”. Cuando le preguntaron a Newton el secreto de su creatividad científica, respondió: “Noctedieque incubando”, dándole vueltas de día y de noche. Por su parte, la genética también se bate en retirada. No es un destino tan férreo como se pensaba. Avanza la epigenética, que se basa en el hecho innegable de que la expresión de los genes se da en interrelación con el entorno.

Es fácil comprobar que los grandes creadores tienen una colosal energía. Los antiguos los llamaban enérgoumenoi, hiperenergéticos. Todo esto me interesa mucho, sobre todo ahora que estoy revisando lo que se sabe acerca de la motivación, de la movilización y dirección de nuestra energía mental. Nuestra inteligencia es un prodigioso mecanismo para captar, elaborar y producir información. Pero vale muy poco si no está impulsada por una poderosa energía que mantenga su esfuerzo y la lance hacia metas altas y valiosas. El viejo Spinoza tenía razón: “La esencia del hombre es el deseo”. Y también la tenía el más viejo aún Agustín de Hipona: “Cada uno es lo que ama y cómo lo ama”. Sospecho que aquí está el secreto de la gran pedagogía. Todos los genios son amantes entusiastas de lo suyo... al menos durante diez mil horas. 



FUENTE: lavanguardia.com

CUENTO: ASAMBLEA EN LA CARPINTERÍA


ASAMBLEA EN LA CARPINTERÍA (ACERCA DE LA COOPERACIÓN)

Fuente: Educar las Emociones.
Aurores: Mireya Vivas / Domingo Gallego / Belkis González



Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa?: ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba todo el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. 

Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que  era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.

En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. 

Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo juego de ajedrez. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.

Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: 

-Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos.


La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir y hacer cosas de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos. 

Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observad y lo comprobaréis. Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superioresque son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.

Montse García

FUENTE: psicomont









.

domingo, 27 de enero de 2013

Cómo afrontar las pérdidas y las despedidas


Con Pilar Jericó y Josepe García






















.

PROCESO versus RESULTADOS




¿Qué piensas de esta frase?

¿Es cierta o no lo es?

Desde luego los pensamientos de otra persona no es asunto mío pero igual tiene consecuencias para mi. En cualquier forma, no esta en mi mano entrar en su cerebro y cambiarlos si no me gustan.

De lo que soy RESPONSABLE es de la imagen que doy, de mis actos, de mis palabras... pero no de como se recibe.

Mi obligación es prepararme bien un examen (proceso) no de la nota que saque (Resultado).


De todas formas, aunque me prepare para tirar bien a canasta y sea responsable de esa preparación no de encestar o ganar un partido, si es cierto que rindo mejor, logro más éxito mentalizando y agradeciendo buenos resultados.

Por tanto, la mejor postura creo que ni es solo "trabajar" olvidando de hacer buenas ventas.... ni enfocarse y valorarse por cuanto se ha vendido....(olvidandose del proceso, etc... ), sino más bien:


Agradecer e imaginar el resultado deseado, un objetivo concreto pero centrarse en hacer lo mejor posible el proceso, la preparación... confiando en que los resultados vendrán por añadidura cuanto toque.

Juan Carlos Medina






















.

OBLIGADOS A VENDER PREFERENTES



Muchas entidades vendieron participaciones preferentes a sus clientes sin explicarles qué eran estos productos. Hoy hemos dado voz a empleados, a quiénes amenazaban y coaccionaban para colocar estas arriesgadas inversiones.













.